martes, 22 de septiembre de 2015

Células madre más seguras para su uso terapéutico

Fuente: http://genetica.diariomedico.com/2015/08/28/area-cientifica/especialidades/genetica/celulas-madre-mas-seguras-para-su-uso-terapeutico


Investigadores del CNIO han descubierto un método para reducir el estrés celular causado por diferenciación en células madre.



Células dañadas (en rojo) debido al estrés.






Investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) podrían haber encontrado un método para reducir el estrés celular durante la diferenciación. Este estrés causa daños en el genoma de la célula, que la hace más volátil, y gracias a este descubrimiento se plantean ahora terapias con células madre más seguras. El trabajo ha sido publicado en Nature Communications.


En 2006 el científico japonés Shinya Yamanaka consiguió generar por primera vez células madre en laboratorio, y estas eran capaces de diferenciarse a cualquier tipo de célula. Sin embargo, la reprogramación celular dañaba el genoma de la célula, derivando en ciertos fallos de seguridad en éstas como la posibilidad de mutaciones. Si bien esto se sabía que ocurría, no se conocía el porqué. Un equipo de investigación liderado por Óscar Fernández-Capetillo, jefe de Inestabilidad Genómica en el CNIO, ha encontrado la razón y ha elaborado un método para paliar esos daños.


Cada vez que una célula madre se somete a diferenciación, esta sufre un estrés importante al dividirse. El equipo de Fernández-Capetillo incrementó la producción de la proteína Chk1, que repara los daños en el ADN debidos a la replicación. Además incrementaron el medio en el que las células son alimentadas con nucleósidos, la base para construir ADN.


La simplicidad con la que el nucleósido se puede implementar hace que la mayoría de laboratorios del mundo que trabajan con células madre puedan contribuir al campo de la biología regenerativa. Además de investigadores del CNIO, han participado en el estudio la Universidad Pompeu Fabra en Barcelona, el Instituto Pasteur en París y la Universidad de Toronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada