domingo, 11 de enero de 2015

Descubierta una nueva forma de frenar la osteoporosis

Fuente: http://elpais.com/elpais/2015/01/09/ciencia/1420828972_854553.html


Un estudio en ratones desvela un nuevo mecanismo para evitar el deterioro óseo.



Una mujer se somete a una densitometría en el Hospital Clínico de Barcelona. 






De la osteoporosis se dice que es una epidemia silenciosa porque el debilitamiento de los huesos se suele detectar demasiado tarde, con las fracturas que lleva asociadas. También porque esta dolencia es ya una de las enfermedades musculoesqueléticas más prevalentes en España, con más de cuatro millones de pacientes afectados, y porque el progresivo envejecimiento de la población hará que esas cifras sigan creciendo. Ahora, un equipo de investigadores españoles y de otros países ha descubierto una forma de frenar la aparición de las células que se comen el hueso haciéndolo más poroso y propenso a las roturas, lo que puede suponer un paso importante para desarrollar un nuevo fármaco contra esta dolencia.


Una de las principales causas de la osteoporosis es la ruptura de un equilibrio perfecto. En el interior de los huesos hay un tipo de células llamadas osteoblastos que crean hueso y otras llamadas osteoclastos que lo devoran. Juntas contribuyen a mantener los huesos sanos. El problema llega cuando la producción de las células devoradoras de hueso se dispara. Es algo que sucede especialmente en mujeres que han pasado la menopausia, pero la osteoporosis se da también en hombres, incluidos jóvenes, y también en pacientes que sufren otras enfermedades, como la diabetes.


“Actualmente existen fármacos contra la osteoporosis, pero tienen efectos secundarios y no son del todo específicos”, comenta Piedad Menéndez, investigadora del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y coautora del nuevo estudio. Su trabajo desvela un “mecanismo desconocido” que regula la proliferación de osteoclastos y que podría convertirse en una nueva diana a la que dirigir un fármaco que frene la pérdida de hueso.





El mecanismo se centra en la actividad de una proteína conocida como receptor X de retinoides (RXR). El estudio demuestra en ratones que bloquear la actividad de esa proteína en las células madre que producen osteoclastos hace que los machos tengan huesos más densos y que las hembras no tengan un esqueleto más débil cuando experimentan una disminución de estrógenos similar a la menopausia. Lo lógico tras este nuevo descubrimiento sería buscar una sustancia capaz de modular la actividad de RXR. Pero los responsables del trabajo, publicado en The Journal of Clinical Investigation, muestran que ya existe. Se trata del bexaroteno, un fármaco ya aprobado para tratar linfomas cutáneos y que bloquea la producción de osteoclastos actuando sobre la proteína RXR.

El equipo cree que este u otro tipo de tratamiento podría usarse contra la osteoporosis si los resultados se replican en personas. Lo ideal, señalan, sería dirigir y modular el nuevo tratamiento para que el hueso recuperase el equilibrio anterior a la enfermedad. “El objetivo es que estas células coman menos hueso, y el hecho de que el fármaco usado ya exista puede facilitar las cosas”, comenta Mercedes Ricote, investigadora del CNIC, que ha liderado el trabajo. En el estudio también han participado expertos de la Universidad de Barcelona así como investigadores en Alemania, Francia y Bélgica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada