domingo, 4 de enero de 2015

Un estudio de Science atribuye a la mala suerte dos tercios de los casos de cáncer

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/salud/cancer/un-estudio-de-science-atribuye-a-la-mala-suerte-dos-tercios-de-los-casos-de-cancer_SwgiMINU4r5Nmm7D76a1e/


  • Cristian Tomasetti y Bert Vogelstein (Johns Hopkins Kimmel Cancer Center, Baltimore), restan importancia al papel de factores como la dieta o la genética.

  • El riesgo sería proporcional al número total de divisiones de células madre en los tejidos. A más divisiones, más peligro de fallos, y con ellos de tumor.










Ni la contaminación, el consumo de tabaco, grasa, azúcar o alcohol, o los propios factores hereditarios explican dos tercios de los cánceres. Esa es la conclusión a la que llega un estudio publicado por la revista Science. Sus autores, Bert Vogelstein (Príncipe de Asturias de las ciencias 2004) y Cristian Tomasetti, aseguran que dos tercios de la incidencia de tumores malignos en adultos son fruto de la “mala suerte”. Así, los factores de riesgo habitualmente citados (genética, tabaco, alcohol, dieta, virus, contaminación) intervienen únicamente en un tercio de los casos. Los investigadores creen que el puro efecto del azar pesa mucho más que otras variables en la aparición de la enfermedad. Pero el origen de ese azar, tiene un nombre y se ha cuantificado: son las células madre.


Tomasetti y Vogelstein han estudiado la renovación de las células madre en los tejidos y afirman que a mayor y más frecuente número de divisiones, mayor es el riesgo de cáncer porque en el proceso de división pueden producirse mutaciones que originan los tumores.


Seleccionaron 31 tipos de cáncer y su incidencia en la población de Estados Unidos. Partieron de la base estadística que certifica que el riesgo de padecer cáncer varía mucho según los órganos del cuerpo. Así, existe un 6,9% de riesgo de sufrir un tumor pulmonar a lo largo de la vida, contra un 0,6% de tener un tumor cerebral.


La correlación entre el número total de divisiones de células madre en un órgano determinado y el riesgo de desarrollar cáncer en el tejido se demuestra. Por ejemplo, las células madre del colon, que se dividen cuatro veces más que las del intestino delgado, explicarían por qué hay una mayor incidencia de tumores en un órgano que en otro.


Así los cánceres se dividieron en dos tipos. En el primero, encontraríamos 22 tipos de cáncer (el de páncreas, melanoma, glioblastoma, cáncer de esófago, leucemia linfocítica, tumores de pulmón en no fumadores), donde el papel del azar es predominante. El segundo grupo correspondería a los nueve tumores (cánceres de colon, de pulmón en fumadores, de hígado en enfermos de hepatitis C) en los que otros factores, al margen del azar, sí juegan un pael fundamental.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada