domingo, 10 de abril de 2016

La terapia celular mejora la insuficiencia cardiaca en un ensayo en fase II

Fuente: http://www.diariomedico.com/2016/04/06/area-cientifica/especialidades/cardiologia/investigacion/la-terapia-celular-mejora-la-insuficiencia-cardiaca-en-un-ensayo-en-fase-ii


La terapia celular beneficia a los pacientes con insuficiencia cardiaca avanzada, comparada con la administración de placebo.



Amit N. Patel (a la derecha) en un momento de la administración de la terapia celular.






La administración de células madre autólogas de médula ósea a pacientes con insuficiencia cardiaca avanzada reduce significativamente las muertes e ingresos hospitalarios asociados a esa enfermedad. Así concluye un estudio que se publica en The Lancet, coincidiendo con la última reunión del Colegio Americano de Cardiología, en Chicago.


El trabajo es un ensayo en fase IIb, realizado en 31 centros, donde se comparó la terapia celular cardiaca frente a placebo en 126 enfermos con insuficiencia cardiaca avanzada. Los que recibieron el tratamiento experimentaron un 37 por ciento menos de eventos cardiacos que los del placebo, durante un periodo de doce meses.


Tras quince años de ensayos con terapia celular cardiaca, este estudio aporta nuevas evidencias que apoyarían su beneficio en determinados pacientes. O, como destaca uno de los autores principales, Timothy Henry (Instituto del Corazón Cedars-Sinai), "estos resultados apuntalan el tratamiento como una opción atractiva para los pacientes con insuficiencia cardiaca con grado III y IV". Otro autor, Amit N. Patel (Universidad de Utah), abunda en ello: "Estos resultados sugieren que la terapia celular de verdad funciona".


El tratamiento empleado se denomina IxCELL-DCM; combina dos tipos de células madre obtenidas de la médula ósea del paciente, mesenquimales y macrófagos M2, que se expanden en el laboratorio. Estas células específicas se seleccionan por su capacidad de remodelado del corazón, así como para reforzar el tejido cardiaco e impactar en la inflamación. La administración se realiza a través de un catéter en el miocardio y no dura más de dos horas.


Comparados ambos grupos, el que recibió placebo presentó más fallecimientos (8 frente a 4) que el tratado; también registraron más hospitalizaciones por la insuficiencia (82 por ciento frente a 51 por ciento). Se desconocen los efectos una vez transcurrido el año. El siguiente paso es realizar una investigación más amplia con este tratamiento en insuficiencia cardiaca con miocardiopatía isquémica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada