viernes, 23 de octubre de 2015

Primer paso hacia una «fuente inagotable» de células madre en el laboratorio

Fuente: http://www.abc.es/ciencia/20151015/abci-celulas-madre-201510150953.html


El descubrimiento permitirá en un futuro producir células aptas para realizar trasplantes hematológicos a pacientes sin donantes compatibles.










Nuevo paso hacia adelante para obtener, con mayor facilidad y garantías, células madre en el laboratorio que permitan, en un futuro, la posibilidad de un trasplante para aquellos pacientes que no tienen donante compatible.


Un trabajo internacional liderado por investigadores del IMIM (Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas) ha descubierto que el destino de las células, es decir, si formarán la arteria aorta o células madre de la sangre (hematopoyéticas), depende de la intensidad o eficiencia en que se activa una proteína llamada Notch, involucrada en las diferentes etapas del desarrollo embrionario.


La investigación, publicada en la revista «Nature Communications» y que se ha desarrollado a partir de células de ratón, establece que en el caso de las células arteriales es necesario que se activen muchas moléculas de Notch mientras que en el caso de las células hematopoyéticas se necesitan muchas menos.




«Ya sabíamos que la proteína Notch hacía falta para hacer células madre y de la aorta. Ahora hemos descubierto qué señales deben producirse en nuestro organismo para que las células tomen un camino u otro», explica la doctora Anna Bigas, coordinadora del grupo de células madre y cáncer del IMIM, y una de las firmantes principales del estudio.


Según la investigadora, «para conseguir estos niveles de activación, hemos demostrado que existe una competencia entre dos proteínas que activan Notch, es decir, entre dos ligandos, por lo que una limita la activación generada por la otra para poder formar células madre hematopoyéticas.



«Hasta ahora se sabía, por trabajos de este mismo grupo y de otros grupos, que la activación de Notch era imprescindible para formar arterias y para formar células madre hematopoyéticas. También se sabía que las proteínas responsables de esta activación eran los ligandos Delta4 y Jagged1 respectivamente», recuerda Bigas. Aclara que ahora «los investigadores han demostrado con este trabajo cómo funciona esta señal para conseguir un nivel de activación determinado y formar los dos tipos de células diferentes».


Este descubrimiento es importante, según precisa la investigadora del IMIM, para determinar las señales que se necesitan para generar células madre hematopoyéticas en el laboratorio, ya sea a partir de células madre embrionarias o a partir de otras fuentes.


«Actualmente ya se están obteniendo células en el laboratorio con características de células madre, pero es un proceso poco eficiente y poco reproducible todavía. Este estudio ayudará a mejorar la calidad y eficiencia en la obtención de células madre hematopoyéticas y esto puede suponer, en un futuro, la posibilidad de obtener una fuente inagotable de células para trasplantes hematológicos y por tanto, la posibilidad de un trasplante para muchos enfermos que no tienen donantes compatibles", afirma Anna Bigas.



Los investigadores han realizado el estudio actual a partir de células de ratón, ahora el siguiente paso es reproducir la investigación con células embrionarias humanas o con células endoteliales reprogramadas donde creen que funcionará de manera similar. Además, es muy posible que mecanismos similares funcionen para generar otros tipos celulares.


«A pesar de que la aplicación no es inmediata porque aún no se conocen todas las señales y cómo regularlas, poco a poco se va confeccionando un protocolo más preciso para saber cómo generar células con capacidad de ser trasplantadas» concluyen los investigadores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada