miércoles, 22 de julio de 2015

Células madre para reparar pulmones dañados

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/not/15219/celulas-madre-para-reparar-pulmones-danados/es/


Colectivamente, enfermedades de las vías respiratorias como el enfisema, la bronquitis, el asma y la fibrosis quística, son algunas de las principales causas de muerte en todo el mundo. Solo en Estados Unidos, más de 35 millones de personas sufren de enfermedades respiratorias crónicas.


Unos científicos han propuesto ahora una nueva dirección que podría, en el futuro, llevar al desarrollo de un método para mitigar estos problemas de salud. Los hallazgos del estudio muestran cómo sería posible utilizar células madre embrionarias para reparar tejidos pulmonares dañados.


La investigación hecha por el equipo de Yair Reisner, del Instituto Weizmann de Ciencia en Israel, empezó con una reflexión acerca del parecido entre dos tipos de células: ciertas células madre que normalmente residen en los pulmones son muy similares a las que se encuentran en la médula ósea. En cada órgano, las células madre, en vez de estar distribuidas por todo el tejido, se hallan concentradas en compartimientos especiales que contienen todas las provisiones que necesitan. Eso hizo pensar a Reisner y sus colegas que podría ser factible trasplantar células madre de médula ósea para reparar tejido pulmonar.


El trasplante de médula ósea se basa en dos principios fundamentales: la capacidad de las células madre de navegar a través de la sangre hasta el compartimento apropiado y el aclarado previo de este último a fin de hacer espacio para las células madre trasplantadas. El equipo de Reisner y Chava Rosen pensó que podía ser posible aplicar estos principios en la introducción de nuevas células madre en los pulmones. Pero antes de que pudieran hacer esto, necesitaban encontrar una fuente de células madre pulmonares adecuadas para trasplante, todo un problema, debido a su escasez.





Se crean continuamente nuevas células pulmonares para reemplazar a las dañadas: tejido pulmonar seis semanas después del trasplante de células madre (izquierda) y 16 semanas después de este (derecha). Las células que se originaron de las células madre trasplantadas son verdes, a diferencia de las células pulmonares nativas, que no tienen color.





El grupo superó este obstáculo utilizando células madre embrionarias de las semanas 20ª a la 22ª. Su investigación mostró que este es el intervalo ideal durante el cual obtener las células: las más jóvenes no han completado el proceso de diferenciación; las más viejas son menos capaces de regenerar los pulmones.


Reisner y sus colegas llevaron a cabo una serie de experimentos en los que despejaron los compartimentos de células madre del pulmón con un nuevo método que habían desarrollado, y después inyectaron las nuevas células madre en modelos de ratón de daño pulmonar. Las células madre embrionarias de pulmón consiguieron encontrar su camino a través de la sangre hasta los pulmones y establecerse en el compartimento apropiado. Transcurridas unas seis semanas, estas células se estaban diferenciando en tejido pulmonar normal. Los pulmones dañados de los ratones sanaron, y su respiración mejoró notablemente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada