domingo, 26 de octubre de 2014

Confirmada por vez primera la seguridad a largo plazo de las células embrionarias en humanos

Fuente: http://www.madrimasd.org/informacionidi/noticias/noticia.asp?id=61809&origen=RSS


La terapia se ha empleado en 18 pacientes con degeneración macular y problemas de visión con resultados positivos.




Segura y aparentemente eficaz. Así parece ser la terapia celular con células madre embrionarias humanas después de los resultados que acaba de publicar el equipo de Robert Lanza, director científico jefe en Advanced Cell Technology (EE.UU.), en The Lancet que proporcionan la primera evidencia de la seguridad y la tolerabilidad de los trasplantes de células madre embrionarias humanas en humanos a largo plazo. Sus resultados demuestran que la terapia celular, empleada en 18 pacientes con pérdida severa de la visión por distintas formas de degeneración macular, es segura 3 años después del trasplante; además, el tratamiento logró restaurar parte de la visión en más de la mitad de los pacientes.


Desde hace tiempo se sabe que las células madre embrionarias pueden convertirse en cualquier tipo de célula; sin embargo, reconoce Lanza, su empleo en trasplantes plantea algunas dudas, "debido especialmente al riesgo de formación de teratomas (tumores) y al rechazo inmunológico". Es por este último motivo por el que los ojos, órganos en los que la respuesta inmune es más débil, se han convertido en las primeras partes del cuerpo humano que podría beneficiarse de esta tecnología.




Para poder trasplantar las células madre embrionarias humanas, los investigadores las trasformaron en células del epitelio pigmentario de la retina; a continuación se trasplantaron en nueve pacientes con distrofia macular de Stargardt y en nueve pacientes con degeneración macular atrófica seca relacionada con la edad, las dos principales causas de ceguera, juvenil y adulta, en el mundo desarrollado para las que desafortunadamente no existen tratamientos efectivos.


Los resultados iniciales fueron positivos: en conjunto, las células fueron bien toleradas hasta 37 meses después del trasplante. Tampoco se observaron problemas de seguridad (como hiperproliferación o rechazo) en los ojos tratados durante el seguimiento de 22 meses. Y aunque sí hubo eventos adversos, se asociaron con la cirugía vítreo-retiniana y la inmunosupresión, pero no con las células.




En cuanto al beneficio terapéutico, 10 de los 18 ojos tratados presentaron mejoras sustanciales en su capacidad de visión (8 pacientes eran capaces de leer 15 nuevas letras al primer año después del trasplante). También se observaron beneficios en la agudeza visual de 7 pacientes, aunque ésta se redujo en un paciente. Es importante destacar que los ojos no tratados no mostraron mejorías visuales similares. "Nuestros resultados demuestra la seguridad de este tipo de células en personas con enfermedades degenerativas y marca un paso importante en el empleo de células embrionarias como una fuente segura de células para el tratamiento de diversos trastornos médicos que requieren la reparación de tejidos o reemplazo", señala el co-autor, el profesor Steven Schwartz, del Jules Stein Eye Institute (EE.UU.).


En este sentido, apunta Anthony Atala, director del Wake Forest Institute de Medicina Regenerativa (EE.UU.), que «el trabajo es un logro importante, aunque el camino no ha sido fácil. Desde el descubrimiento de las células madre en 1998, han sucedido muchas cosas, incluyendo los debates políticos, éticos y científicos. Ahora, tenemos un seguimiento de más de 3 años de pacientes tratados con células madre derivadas de células embrionarias que muestra tanto la seguridad como una eficacia aparente... Pero todavía queda mucho trabajo por hacer antes de que este tipo de terapia, con células embrionarias o pluripotentes, lleguen a regularse y a usarse en ensayos clínicos».



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada